17 Nov 2014

El Mediterráneo y sus áreas protegidas, protagonistas en el Congreso Mundial de Parques

La cuenca Mediterránea ha protagonizado parte de la agenda de hoy del Comité Español de UICN y sus miembros en Sidney. Los dos eventos que se han centrado en este punto caliente de biodiversidad global han abordado las áreas protegidas como verdaderos instrumentos de reequilibrio ecológico y social; en un espacio territorial, pero también espiritual y cultural, en el que la preservación de los servicios ecosistémicos requiere enfoques integrales y comunes en ambas orillas.

EXPERIENCIAS NACIONALES EN EL DESARROLLO DE REDES DE ÁREAS PROTEGIDAS

La See Room ha acogido –desde las 10.30 de la mañana (hora local)- la presentación de numerosas experiencias nacionales en el desarrollo de redes de áreas marinas protegidas (Gabón, Palaos, India, Malasia o Taiwán, además de nuestro país).

Estos estudios de caso han permitido abordar una realidad compleja desde muy diversas perspectivas: financiación y mecanismos financieros, visión institucional, competencias administrativas, identificación de actores involucrados y distribución de roles, etc.  Como punto común a este conjunto de enfoques, se ha destacado la importancia de establecer redes para poder conciliar la conservación con los objetivos de desarrollo.

NE MPA (1)

Enfoque mediterráneo

En el área Mediterránea, como conjunto, el centro SPA/RAC del Plan de Acción del Mediterráneo del Programa de Medio Ambiente para Naciones Unidas (PNUMA) – , ha compartido las prioridades detectadas en la región para el establecimiento de una red de áreas protegidas marinas en el Mediterráneo; habiendo identificado en este fase seis áreas potenciales en varios países de la ribera Sur. Todo ello, parte de un proceso de identificación de actores territoriales, participantes con posterioridad en las fases iniciales de la iniciativa; en un marco de trabajo comunitario que ha incluido fomentar la sensibilización de toda la población respecto a la conservación del medio marino.

Las principales lecciones aprendidas en este proceso mediterráneo han sido:

– Establecer mecanismos de financiación adecuados;
– Fortalecer los sistemas de gobernanza;
– Fomentar las capacidades de los gestores y aumentar la sensibilización social en torno a la conservación;
– Continuar mejorando la información y conocimiento científico.

NE MPA (3)

La directora de Fundación Biodiversidad (FB), Sonia Castañeda, intervino por videoconferencia. FB, dependiente del MAGRAMA, coordina el proyecto LIFE+ INDEMARES.


El caso español: proyecto LIFE+ INDEMARES

El evento ha incluido también la presentación de resultados del proyecto LIFE+ INDEMARES (‘Inventario y designación de la Red Natura 2000 en áreas marinas del Estado español’), cuyo principal objetivo es contribuir a la protección y uso sostenible de la biodiversidad en los mares españoles mediante la identificación de espacios de valor para la Red Natura 2000 marina.

Las actuaciones previstas en el marco del proyecto se desarrollan entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2014. Cuenta con un presupuesto de 15,4 millones de euros, cofinanciado por la Comisión Europea en un 50%.

Este proyecto ha adquirido conocimiento científico clave para la gestión, la identificación e implicación de los actores locales en la definición de la Red Natura 2000 marina en España; además de hacer un especial esfuerzo en comunicar y sensibilizar al público, atendiendo a los impactos que nuestros comportamientos diarios suponen para el medio marino.

REDES ECOLÓGICAS EN PAISES MEDITERRÁNEOS

En línea con la meta 11 de Aichi (estableciendo el ‘qué, cuándo y cómo’), durante este evento –organizado por el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA)– se ha aplicado una mirada mediterránea para presentar la aproximación y la senda por la que en España –pero también en Argelia y otros países ribereños- discurre el trabajo para desarrollar un sistema coherente de áreas protegidas. Sus metas fundamentales: la preservación tanto de la biodiversidad como de los servicios ecosistémicos.

En el acto, coordinado por Rafael Hidalgo, del MAGRAMA, los ponentes han incidido en el carácter de hotspot mundial de la cuenca, así como su larga historia de usos e intercambios humanos en el territorio. A su vez, han compartido los diversos esfuerzos nacionales para generar sistemas de áreas protegidas conectadas, gestionadas eficientemente, ecológicamente representativas e integradas en paisajes marinos y terrestres de mayor dimensión.

Mediterráneo español

En el caso de España,  se ha compartido el proceso para identificar las áreas a ser incluidas en la Red Natura 2000; lo que comenzó con un proceso de mejora de conocimiento e inventario de los ecosistemas presentes, para poder así crear una red representativa los hábitats incluidos en el marco normativo europeo.

Áreas identificadas en el proyecto INDEMARES (fuente: web de proyecto http://www.indemares.es/areas-marinas)

Imagen de cabecera, mar Mediterráneo desde Cap Bon (Túnez): By Fourat (http://www.panoramio.com/photo/4449570) [CC-BY-3.0], via Wikimedia Commons

banner_wcp_web