Organigrama

Organigrama del Comité Español de UICN


El organigrama y modelo de estructura interna del Comité Español de UICN responde a una meta fundamental: garantizar la influencia y el trabajo en red de los miembros en el seno de la organización.

ASAMBLEA GENERAL

Se celebra anualmente y en ella están representados con voz y voto todos sus miembros, para, entre otros objetivos, debatir y, en su caso, aprobar el Programa anual de Trabajo del Comité. Asimismo, renueva la Junta Directiva de la entidad cada tres años mediante sufragio directo: una organización, un voto.

MIEMBROS

En la actualidad el Comité Español de UICN cuenta con 38 miembros: 29 ONGs, 2 entes dependientes del Gobierno de España (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y Fundación Biodiversidad), 4 gobiernos autonómicos y 3 administraciones locales.

Desde 2014 se incluye la figura de miembro observador, con participación en las actividades nacionales del CeUICN y con voz pero sin voto en sus procesos decisorios. La membresía de pleno derecho implica el carácter de constituyente de UICN Internacional, del que las organizaciones observadoras carecen.

COMISIONES

Las Comisiones de Expertos canalizan la actividad de mayor perfil científico del Comité Español de UICN, desarrollada a través de la Comisión de Flora y la Comisión de Educación y Comunicación.

JUNTA DIRECTIVA

Ejerce la dirección del Comité Español de UICN, con diez miembros elegidos mediante sufragio directo por un periodo de tres años; junto con una Secretaría Permanente correspondiente al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, por designación del Gobierno de España.

Entre sus tareas:

  • Llevar a la práctica los acuerdos de la Asamblea General.
  • Presentar propuestas a la mencionada Asamblea General en sus respectivas áreas de responsabilidad.
  • Gestionar el conjunto de los asuntos relacionados con la actividad del Comité en sus diferentes niveles.

OFICINA TÉCNICA

Ofrece soporte a la Junta Directiva en la ejecución de las directrices marcadas por la Asamblea General. Esta unidad profesionalizada se puso en funcionamiento en 2007, gracias al convenio de colaboración firmado con la Fundación Biodiversidad a tal fin.

Algunas de sus funciones: trasladar las prioridades de los miembros a la estructura global de UICN, identificar y promover sinergias con otras entidades y colectivos o contribuir a la política de trasparencia de la organización.